RADIO UNIVERSIDAD AUTONOMA DE GUERRERO

XEUAG                           BREVE HISTORIA                                  840 AM

 

El 4 de mayo de 1982, hace 23 años, después de intensos trámites, gestiones y trabajos de carácter jurídico, político y operativo, XEUAG Radio Universidad PUEBLO inició sus transmisiones de prueba en 880 kilohertz y, desde entonces, se quedó en el corazón y en la conciencia de los guerrerenses.

Desde hace 23 años, XEUAG ha luchado con tenacidad, con persistencia, en la promoción de los más altos valores humanos y ha logrado triunfos, pero también fracasos; alegrías, pero también tristezas; mieles, pero también amarguras.

La historia de XEUAG registra momentos decisivos en su lucha por lograr su existencia y que fueron marcando su perfil de radio cultural, democrática, plural.

Durante el período de rectoril 1978-81 del doctor Rosalío Wences Reza se iniciaron las gestiones ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal para obtener la autorización para operar la radiodifusora de la Universidad Autónoma de Guerrero. Esas gestiones continuaron al inicio del período del Licenciado José Enrique González Ruiz, en 1981.

En su discurso de toma de posesión, el licenciado González Ruiz pidió públicamente a las autoridades el permiso para operar legalmente la radiodifusora cultural de la Universidad.

Todo el año 81 y principios del 82 continuaron las gestiones para obtener el permiso, pero las autoridades guardaron absoluto silencio y recurrieron a evasivas.

Ante la insistencia de la Universidad, el 7 de abril de 1982, el Director General de Telecomunicaciones respondió así: <<...una vez realizados los estudios técnicos que el caso amerita, éstos nos mostraron la imposibilidad de poder asignar frecuencia alguna a esa Universidad, por virtud de la saturación tan grande que existe en la zona, por lo que no es posible satisfacer sus deseos>>.

Esta resolución contradecía los estudios técnicos que habían hecho los ingenieros en electrónica de la Universidad que reflejaban que en 100 kilómetros a la redonda de la ciudad de Chilpancingo solamente transmitían dos radiodifusoras comerciales.

Luego de cuatro años de gestiones y trámites sin obtener respuesta favorable, la Universidad decidió iniciar una segunda etapa: el inicio de transmisiones. Para tal efecto, recurrió al juicio de garantías.

Una vez interpuesto este recurso, comenzó sus emisiones un 4 de mayo de 1982. Recurrir al juicio de garantías fue un hecho tan novedoso como salir al aire sin permiso legal.

La estrategia diseñada por la rectoría abrió una opción que trascendió los límites de la propia Universidad y del estado de Guerrero, pues nunca antes se había dado una batalla jurídica como la que se impulsó para conquistar el derecho a operar una radiodifusora cultural. Otras dos Universidades del país llevaban 15 años de gestiones, sin éxito, para obtener la frecuencia de radio.

Otra lucha ganada fue contra la interferencia pirata a XEUAG. Resulta que un mes después del inicio de transmisiones, la señal de Radio Universidad Pueblo fue bloqueada por una interferencia pirata, lo que obligó a buscar otras estrategias, como lo fue el desplazamiento de la señal a lo largo del cuadrante mediante el cambio de frecuencia.

En un solo día se llegaba a hacer hasta 50 cambios de frecuencia. Esta guerra radiofónica y el surgimiento de una radio diferente despertaron gran interés. La gente buscaba en el cuadrante de sus receptores la señal universitaria y se interesaba del problema. Así sucedió hasta diciembre de 1982.

El 15 de diciembre de 1982 se inició la primera fase, a la que se llamó Operación Bucanero, con el fin de burlar la interferencia que bloqueaba la señal de Radio Universidad XEUAG. Esta consistía en realizar una doble transmisión desde Chilpancingo, utilizando dos frecuencias: 880 y 1180 kilohertz. Para esta operación se construyó un transmisor de 100 watts y que fue bautizado con el nombre de Bucanero, porque atacaría al pirata.

A principios de 1983 empezó a operar la radio del gobierno del estado de Guerrero, hoy Radio Guerrero en la frecuencia de 870 kilohertz e interfirió a XEUAG que transmitía en 880 kilohertz. Por esta razón se dispuso iniciar la segunda fase de la Operación Bucanero que consistió en pasar del cambio de frecuencia al cambio de posición o lugar. Fue así como, con el transmisor Bucanero, la radiodifusora universitaria se desplazó a Acapulco, luego a Ciudad Altamirano y finalmente a Taxco.

En todos estos lugares se obtuvo una rica experiencia y un gran apoyo a la radiodifusora y a la Universidad por parte de los grupos sociales.

El 20 de mayo de 1983 se decidió regresar a Chilpancingo y esta vez XEUAG Radio Universidad Pueblo ya no fue interferida. A partir de entonces se quedó transmitiendo y canalizando su actividad en dos grandes direcciones: una consolidarse como proyecto comunicacional universitario en apoyo a la docencia, a la investigación y a la extensión; otra, abriendo caminos a la participación popular.

En el primer caso, la Universidad dio pasos fundamentales como la creación de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, necesaria para la formación de cuadros profesionales. En el segundo caso, se organizaron Talleres de Radio Popular, que eran parte de un sistema de capacitación y adiestramiento no escolarizado. Estos eran de creación colectiva en donde el pueblo aprendía a utilizar la palabra y el medio.

En enero de 1984, la Secretaría de Educación Pública suspendió el presupuesto a la Universidad. Los trabajadores pasaron todo el año sin cobrar sus salarios. En enero de 1985, la SEP y la Universidad entablaron negociaciones. La SEP condicionó la entrega del presupuesto al cierre de la radio, entre otras exigencias. Fue así como los años 85, 86 y parte del 87, XEUAG no transmitió.

Pero la SEP no cumplió varias cláusulas del convenio, de manera que al llegar a la rectoría el ingeniero Ramón Reyes Carreto consideró que si la SEP no había cumplido, la UAG no tenía por qué seguir sacrificando uno de sus más apreciados proyectos. Fue así como el 7 de junio de ese año se reiniciaron las transmisiones de XEUAG, mismas que no se han suspendido. Este reinicio se hizo con nuevas estrategias y con el nombre de Radio Universidad, ya no como Radio Universidad Pueblo pues, al parecer, este nombre irritaba a las autoridades. A partir de entonces, ya no ha habido interferencia, pero tampoco reconocimiento legal pleno.

El ingeniero Reyes Carreto respaldó a XEUAG, pero pronto hubo fricciones con el que se ha llamado colectivo de trabajadores y retiró su apoyo. Con el siguiente rector, el doctor Marcial Rodríguez Saldaña, XEUAG no recibió apoyo al inicio de su gestión, sólo hubo un pequeño apoyo económico al final de su gestión, cuando admitió los argumentos y comprobó la lealtad del colectivo.

Los rectores Gabino Olea Campos y Hugo Vázquez Mendoza no apoyaron a la radio, por el contrario, la castigaron cuando les fue posible. El rector Florentino Cruz Ramírez mostró interés por la radio, pero, posiblemente, por carencia de recursos el apoyo fue mínimo. Ningún rector le asignó un presupuesto fijo a la emisora para su funcionamiento y mantenimiento. A lo largo de estos 23 años Radio Universidad ha funcionado gracias a la dedicación y entrega de los trabajadores, quienes han destinado una parte de sus salarios para la compra de refacciones e insumos para poder mantener al aire a la radiodifusora.

Ahora, con el rector Nelson Valle López se inicia una era de entendimiento y, por ende, de apoyo a la radio, en todas sus áreas. En reiteradas ocasiones ha prometido digitalizar a XEUAG, lo que se ha interpretado como un apoyo abundante y generoso, y darle el lugar que merece en el contexto de las funciones de la Universidad. Por el momento, ya compró un nuevo transmisor,  para sustituir a aquel construido artesanalmente, hace 23 años por los ingenieros de la radio, Artemio Sevilla Ortega y Eduardo Villaseñor Mercado y ha dado otros apoyos para diversas actividades.

XEUAG es una experiencia real que sigue viva, no ha fracasado ni se ha doblegado a pesar de los obstáculos (políticos, legales, económicos, represivos...) que ha sorteado durante 23 años. Ha tenido que hacer modificaciones estratégicas, de acuerdo a los tiempos y a las políticas de trabajo de la Universidad, pero los principios que dieron base al proyecto se mantienen firmes, y sobre estos principios, se siguen fijando objetivos.

La existencia de XEUAG ha tenido mucho que ver con su organización interna. Casi desde sus inicios ha sido conducida y defendida por un colectivo de trabajadores con coincidencias ideológicas y, por lo mismo, convencidos de que la radio tiene un importante papel social que cumplir y que es un instrumento que coadyuva eficazmente a lograr una estrecha vinculación de la Universidad con la sociedad.